Sáb. Jul 13th, 2024

Mientras el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) informó que iniciará una investigación de oficio ante la divulgación del número telefónico de Natalie Kitroef, periodista de The New York Times, el Programa de las Américas del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) expresó su «profunda preocupación» por la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de difundir públicamente datos de una periodista.


“En un momento en que las amenazas contra periodistas van en aumento” es una “táctica preocupante e inaceptable” respaldó el diario estadounidense al responder al mandatario mexicano quién, antes de conocer el contenido de la investigación señaló que “la corresponsal del New York Times le envía a Jesús un cuestionario pero en un tono (…) amenazante, prepotente, dándonos a conocer que están haciendo una investigación con información de la DEA donde gentes vinculadas a mí recibieron dinero, ya no en el 2006, sino en 2018”.


A su vez, descartó que las relaciones con Estados Unidos se vean afectadas por dicha investigación, a lo que el gobierno de Estados Unidos a través del portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, señaló que “No hay ninguna investigación al presidente López Obrador” y que “el Departamento de Justicia habría tenido la responsabilidad de revisar cualquier acusación -y- continuamos trabajando con la Administración del señor López Obrador.


De acuerdo con el texto de la periodista Kitroeff, el periódico accedió a documentos y entrevistas en las que un informante contó que “uno de los confidentes más cercanos del presidente” se reunió con Ismael Zambada, conocido como ‘El Mayo’, uno de los líderes del Cártel de Sinaloa antes de las elecciones de 2018, casualmente en el momento en el presidente viajó a Badiraguato, en Sinaloa, en 2020, y se reunió con la madre de Joaquín Guzmán Loera, ‘El Chapo’ Guzmán.


La periodista indicó que Washington cerró la investigación porque “podría provocar un conflicto diplomático con México”, en particular tras el roce del Gobierno de López Obrador con el de Donald Trump (2017-2021) por el arresto en octubre de 2020 del exjefe del Ejército mexicano, Salvador Cienfuegos, acusado de narcotráfico.


De hecho, el artículo es claro en cuanto a que, si bien los funcionarios estadounidenses identificaron posibles vínculos entre los cárteles y socios de López Obrador, «no encontraron ninguna conexión directa entre el propio presidente y las organizaciones criminales».


La investigación del Times detalla que parte de la información sobre los supuestos vínculos de gente cercana a López Obrador con el narco proviene de informantes «cuyos relatos pueden ser difíciles de corroborar y a veces terminan siendo incorrectos», la coincidencia está en que la información salió a relucir durante pesquisas sobre actividades de los cárteles de la droga.


Los investigadores, agregó el diario, obtuvieron información de una tercera fuente que sugería que los cárteles de la droga estaban en posesión de videos de los hijos del presidente recogiendo dinero del narcotráfico, según muestran los registros.


La realidad del asunto es que hay diversas evidencias, ya publicadas aunado a la política de ‘abrazos’ al crimen organizado ‘porque también son pueblo’ que relacionan, no solo a López Obrador sino a diversos personajes de Morena, con los cárteles de la droga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!