Mié. Jun 12th, 2024
Aldo Sanchez

Fotografìa: Aldo Sanchez.

La Asociación Mexicana de Afores aclaró que la iniciativa presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para crear un Fondo de Pensiones de Bienestar que garantice una pensión al 100% a los trabajadores al momento de jubilares, no contempla ninguna expropiación de recursos como se ha señalado en algunos medios.

Aclara que en todo caso lo que plantea es formalizar una transferencia de recursos que se ha estado haciendo ya desde hace algunos años, pero se mantiene la condición de imprescriptibilidad de los recursos de los trabajadores, tal y como se estableció desde la reforma de 2020 por lo que los trabajadores de México pueden confiar plenamente en la seguridad de sus recursos en el Sistema de Ahorro para el Retiro.

¿Qué es en el fondo lo que contempla la iniciativa presidencial?

Estamos hablando de que el gobierno federal busca recuperar un monto de 40 mil millones de pesos, es decir, los recursos que nos son reclamados y que son administrados por las Afores del universo de personas que habiendo llegado a los 70 años de edad en el sector privado y a los 75 en el sector público no hayan iniciado sus trámites para obtener una pensión.

Ahora bien, para ponerlo en perspectiva, hasta enero pasado, las 10 Afores que hay en el país administraban 6.02 billones de pesos en recursos para el retiro de los trabajadores, cuyo monto representa casi el 20% del PIB del país o el 66% del total del gasto público aprobado para 2024, que es de 9.06 billones de pesos.

Para entender este dato, de enero a diciembre de 2023, las 10 afores que operan en México registraron ingresos por comisión superior a los 30 mil millones de pesos, es decir, lo que le pagamos cada trabajador por administrar nuestro dinero para el retiro.


Los datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) tiene en sus manos el dato de que 18.4 millones de trabajadores mexicanos tienen dinero en una cuenta Afore, pero no la han reclamado cuyo monto asciende a 74,957.6 millones de pesos.


Desde el enfoque del gobierno es que el 90 o 95% de esos recursos nunca sea reclamado y que pueden formar parte del Fondo de Pensiones para el Bienestar, que será el principal respaldo más allá del dinero que está bajo la custodia del llamado ‘Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado’, la otra fuente de financiamiento.


El detalle quizás sería que la reforma es legal y no constitucional, para lo cual, Morena tiene los votos necesarios sería un precedente para que la próxima administración pudiera desechar las reformas de 1997 para el IMSS y de 2007 para el ISSSTE, como la propia candidata de Morena ha expresado.
Dicho más claro, quizás el gobierno no quiera expropiar esos 40 mil millones de pesos como se ha dicho, sino que esos recursos de los trabajadores que no han sido reclamados les están dejando ganancias a las Afores y por qué mejor no le dejan rendimientos al gobierno.


Ahora imaginemos ¿cuánto le dejaría de rendimientos al gobierno esos 40 mil millones de pesos a una tasa del 24%? que es lo que pagan los mercados internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!