Vie. Jul 19th, 2024

Fotografía: Reducción RI.

*No hay evidencia clínica de que este tipo de tratamientos sean de ayuda o utilidad para pacientes menores de edad con disforia de género.
*Esta medida del sector salud inglés fue calificada como “histórica». Porque antepone el desarrollo físico y mental de niñas y niños.

Ante la falta de evidencia de que tenga un beneficio en la salud de niñas y niños, el Servicio Nacional de Salud de Inglaterra (NHS) determinó suspender la administración y aplicación de bloqueadores de pubertad en pacientes con disforia de género o dudas respecto a su identidad sexual. Tras una consulta pública y el cierre del Servicio de Desarrollo de Identidad de Género en Londres, se ha decidido que los niños ya no recibirán bloqueadores de la pubertad como parte de su atención.


De acuerdo con el sistema de salud inglés, este tipo de tratamientos no han demostrado hasta ahora una evidencia científica respecto a que sean de ayuda o utilidad en jóvenes que pasan por algún tipo de transición de género, por lo que ahora sólo estarán disponibles para pacientes que participen en ensayos clínicos.


Esta decisión de política de salud en bien de niñas y niños, ya calificada como histórica por el propio gobierno inglés, se tomó porque se trata de privilegiar el interés superior de la niñez y su desarrollo físico y mental.


Se informó también que esta determinación de las autoridades del sector salud inglés tuvo como base una consulta pública hecha para conocer las implicaciones y alcances de que se prohíba recetar este tipo de fármacos, sobre todo, cuando no está comprobado si son clínicamente efectivos para inhibir o detener temporalmente los cambios físicos asociados con la pubertad.


“Los niños que tienen disforia de género ya no recibirán bloqueadores de la pubertad”, informó en un documento el NHS de Inglaterra porque “no hay suficiente evidencia sobre cuán seguro es tomarlos o si son clínicamente efectivo para justificar su prescripción a niños y jóvenes en transición, recalcó.
Detalló que ahora, conforme a esta nueva política de suministro de bloqueadores de la pubertad, sólo niños y jóvenes podrán obtenerlos si participan en un ensayo clínico, uno de los cuales está programado para finales de este año, sin que trascienda más información.


En este caso, fue la Dra. Hilary Cass, que dirige una revisión independiente sobre los servicios de identidad de género para menores de 18 años, quien recomendó emitir un consejo provisional de la administración médica de este tipo de productos, con la advertencia de que es necesaria y conveniente revertir la prescripción rutinaria de estos medicamentos. Al respecto, Maria Caulfield, ministra de Salud, dijo: «Damos la bienvenida a esta decisión histórica del NHS de poner fin a la prescripción rutinaria de bloqueadores de la pubertad y esta guía que reconoce que la atención debe basarse en la evidencia, la opinión clínica de expertos y en el mejor interés del niño». ales de 2024”.


Sex Matters, que hace campaña sobre cómo se utiliza el sexo en la ley y otros entornos, elogió al NHS de Inglaterra por lo que dijo fue un retorno a la formulación de políticas basadas en evidencia en relación con los servicios de identidad de género. «Este es un avance trascendental en la corrección del rumbo del enfoque del NHS de Inglaterra para tratar la angustia de género infantil», dijo Maya Forstater, su directora ejecutiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!