Mié. Jun 12th, 2024

Con un nuevo mínimo en el año, el ‘superpeso’ cerró por primera vez por debajo de las 17 unidades, colocándose en su mejor nivel desde inicios de diciembre del 2015, mientras que la inflación al consumidor en Estados Unidos registró variaciones mensuales de 0.2% tanto en el indicador general como en el subyacente vs 0.3% esperado en junio y las tasas de interés beneficiaron a los bancos por el cobro de intereses, que entre enero y mayo sumaron 637 mil 794 millones de pesos, un aumento de 42.3% real a tasa anual.


Se diría que no tienen que ver una cosa con la otra, pero la realidad del caso es que el Banco de México no tiene pensado reducir las tasas de interés en el corto plazo y eso debería seguir impulsando a los inversionistas hacia el peso, inducido por las apuestas del mercado, luego de que la inflación anual en Estados Unidos se desaceleró a 3.0% por ciento durante junio.


A lo anterior hay que sumar que, en el mercado de dinero, el rendimiento del bono a 10 años para Estados Unidos es de 3.89%, mientras que el bono a 10 años en México se mantiene en un nivel de 9.27% en donde los inversionistas consideran que el banco central estadounidense se encuentra cerca de alcanzar su tasa terminal, pero aún no será en la próxima reunión.


En el contexto, los bancos comerciales en México además han sido los más beneficiados por las altas tasas de interés que se traduce en el aumento de la morosidad ya que la calidad de los créditos siguió deteriorándose ligeramente en mayo y el índice de morosidad se ubicó en 2.17%, su mayor cifra en nueve meses lo que provocó utilidades en dónde BBVA fue el que más aportó a este resultado, con ganancias netas iguales a 38 mil 154 millones de pesos; le siguió Banorte, con 17 mil 095 millones de pesos, y Santander, con 12 mil 533 millones de pesos.


Estamos hablando de la mayor alza para un mismo lapso desde que hay registros disponibles, a partir de 2002, en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que mide las utilidades de los bancos que tan sólo en estas tres instituciones representaron 59.2% del total, más que el 57.6% del mismo lapso de 2022.

El 51.3% del total de los ingresos por intereses estuvieron a cargo de tres instituciones: Banorte, con 131 mil 377 millones de pesos; BBVA México, con 119 mil 395 millones de pesos; y Santander, con 76 mil 446 millones de pesos.


Y mientras los bancos ganan el super peso se fortalece ya que la moneda también ha sido impulsada por el constante aumento en los flujos de remesas, por el dinero que es enviado a casa por los migrantes, que rondan los 60 mil millones de dólares al año además de los cambios estructurales, como las expectativas de una avalancha de nuevas inversiones a medida que los fabricantes trasladan sus operaciones al país para estar más cerca de Estados Unidos luego de los obstáculos en las cadenas de suministro derivados de la pandemia del COVID y el deterioro de las relaciones comerciales entre EU y China.

Y en Estados Unidos las expectativas aún no son favorables para el objetivo de la inflación de la FED ya que, en alimentos y energía, el IPC subió un 0.2% respecto al mes anterior y los rendimientos del Tesoro se desplomaron, los futuros de acciones subieron y el dólar cayó tras el informe por lo que las posibilidades de un aumento adicional de las tasas después de este mes se fueron por debajo del 50 %.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!