Sáb. Jul 13th, 2024

La contaminación por residuos plásticos que la humanidad genera desde hace décadas está regresando en trozos microscópicos conocidos como nanopartículas, que llegan al interior del cuerpo y podrían originar problemas de salud a las personas de todas las edades, advirtió la investigadora del Centro Universitario de ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la UdeG, doctora Martha Georgina Orozco Medina.

“Aparte de esta nube de plásticos que estamos en contacto por el aire a nivel de nanopartículas, la podemos encontrar disuelta en el agua, y que al consumirla representa una amenaza latente. Aquí preocupa mucho que muchas especies de moluscos o cuerpos marinos pudieran estar teniendo estos nano plásticos, y que a la ingesta pudieran formar parte del metabolismo”, explicó.

En el marco del día Mundial del Medio Ambiente, señaló que se encuentran en el aire, en los alimentos y en el agua y de acuerdo con estimaciones, en 2023 serán generadas dos mil millones de toneladas de residuos, de los cuales, 400 millones de toneladas serán materiales plásticos o sintéticos; más de la mitad de estos son usados una sola vez y van a dar a basureros municipales, ríos, lagos o mares.

En Jalisco son generadas más de tres millones de toneladas de basura al año, equivalente a llenar 25 veces el estadio Jalisco. Tan solo lo que generan los habitantes del municipio de Guadalajara llenaría casi seis veces dicho estadio.

Orozco Medina señaló que hay investigaciones científicas internacionales que evidencian la presencia de estos nano plásticos en la sangre de bebés y la leche materna, y hay evidencia de que estas partículas plásticas pueden traspasar la barrera placentaria durante el proceso de embarazo y los recubrimientos naturales que tiene el cerebro.

Orozco Medina, también directora de la revista de divulgación Sembrando conciencia del CUCBA, destacó que el uso excesivo de plásticos de un solo uso, como bolsas o material desechable para comida, material pet o ropa confeccionada con materiales sintéticos, generan saturación de estos residuos plásticos en los basureros, que con el Sol liberan partículas que van al aire y al agua de mantos freáticos (que más tarde se convierte en agua potable) o al mar.

La Rectora del CUCBA, doctora Graciela Gudiño Cabrera, declaró que ante esta excesiva contaminación, las y los investigadores de ese centro han generado diversas estrategias para ayudar a disminuir la presencia de residuos plásticos, como la realización de estudios, cursos y talleres de concienciación ambiental, además de la habilitación de un área especializada en el proceso de reciclaje para convertir este material en productos de uso común.

El director de la División de Ciencias Biológicas y Ambientales del plantel, doctor Javier García de Alba Verduzco, explicó que este centro tiene la primera planta de manejo integral de residuos, única en toda Latinoamérica que está en una institución educativa y que sirve para la educación ambiental y para generar conciencia sobre la necesidad de reutilizar y reciclar.

En esta planta no sólo han sido generados otros productos, como bancas, a partir de las cerca de 100 toneladas de plástico que han recibido, sino que es un espacio para que el sector empresarial se capacite en temas de transformación y reúso de residuos, a fin de que le saquen mayor provecho y que a la vez no contaminen tanto, explicó el académico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!