Mié. Jun 19th, 2024

mpulsado por la industria automotriz y obras de ingeniería civil la Producción Industrial avanzó en 2023 al obtener un crecimiento acumulado a septiembre de 3.7%, (0.2% mensual) de los cuales las obras de ingeniería civil aportaron 1.8 puntos porcentuales (pp) y el sector automotriz 1.5pp de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi)
Sin embargo, la Inversión Extranjera Directa (IED) cayó a septiembre 80% con respecto al mismo periodo de 2022 de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía que reporto en los nueve meses de este 2023 un total de 2,806 millones de dólares.
Lo cierto es que, las cifras revelan que el monto de nuevas inversiones es el más bajo desde 2014 para ese mismo periodo, cuando en ese año se registraron 435 millones de dólares de entradas bajo ese concepto.
Para los especialistas, el bajo crecimiento de las nuevas inversiones indica que se está desaprovechando la oportunidad de nearshoring ya que, de haber continuado el flujo de nuevas inversiones a un ritmo similar al observado en 2022, en los primeros nueve meses del año la IED acumularía un flujo cercano a 44,650 millones de dólares, lo que para el año completo implicaría una IED potencial cercana a 50,000 millones de dólares.
Lo cierto es que la PI advierte un crecimiento interno en el país (no hay nuevas inversiones) y acumuló 7 meses consecutivos con avances, por lo que continúa con una tendencia de crecimiento con un impulso que provino ahora de la industria manufacturera por lo que la expansión de septiembre se explica totalmente por la industria manufacturera, que registró un incremento de 1.7%. Esto contrasta con meses anteriores, cuando los crecimientos de la PI se relacionaron principalmente con la construcción.
La construcción, minería, y la generación de electricidad cayeron 4.1%, 1.0% y 0.2%, en ese orden y la industria automotriz continúa apuntalando la manufactura, el resto sigue estancado. Dentro de las manufacturas destacaron las expansiones mensuales en equipo de transporte (6.6%), bebidas y tabaco (5.7%) y productos metálicos. La industria automotriz ha registrado una tendencia de crecimiento acelerado en 2023. El resto del sector manufacturero muestra una desaceleración desde mediados de 2022, asociada a la pérdida de dinamismo de las manufacturas en EUA y del consumo privado en México de bienes nacionales.

A su vez, la edificación aumentó 3.2% lo que implica que se ha fortalecido desde la segunda mitad de 2022 por el repunte de las obras de ingeniería civil, que, sin duda, se asocia a los proyectos de infraestructura prioritarios de la administración federal y a la expansión de capacidad productiva de las empresas ꟷque permaneció débil entre 2017 y 2022ꟷ de acuerdo con un análisis de Citibanamex.
Esto último dicen los analistas, parece asociarse en parte a las tendencias globales de relocalización por lo que estiman un crecimiento en la PI de 3.8% en 2023 y de 1.0% en 2024, pero con las consecuencias de que las manufacturas sigan desacelerándose, considerando las perspectivas para la industria y la economía de EUA en general, y la desaceleración proyectada para el consumo privado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!