Sáb. Jul 13th, 2024

Fotografía: Redacción RI.

México suma de 113,000 ciudadanos sin localizar desde 1964 en dónde solo el 40% se resuelven y el gobierno contradice las cifras al señalar que en dos años se registro una disminución de 22% no obstante en los 3 primeros años del sexenio de López Obrador se registraron 21 mil 546 personas sin localizar, por eso, la fundadora del colectivo Madres Buscadoras de Sonora Ceci Flores, pretendió entregarle la pala para que siga buscando a desaparecidos.


“Ah, pues aquí que me la entregue, que me la deje aquí” respondió el presidente desde el púlpito de su mañanera cuando le dijeron que Ceci Flores estaba allá afuera y quería entregarle una pala de mando porque argumento la activista “para que él sea el que se encargue de hacer la búsqueda, investigación y localización de mis desaparecidos y no tenga que estar arriesgando mi vida constantemente en esta lucha porque a él le corresponde”.


Es más, le dejó en claro que “esta pala nunca debió estar en mis manos, ni debió sentir los huesos romperse de los cuerpos que ha desenterrado. Tome el mando Presidente, hágase cargo de los desaparecidos”, publicó en su cuenta oficial de X, porque no me quiero convertir en una estadística más.
Pero López Obrador, con la actitud de desentendido que lo caracteriza, dijo “mañana hablamos de eso, mañana lo tratamos”, cuando se le volvió a cuestionar que si ¿No va a recibir usted a las madres buscadoras en lo que resta de su sexenio?”.


En el contexto, la realidad es que. al presentar los resultados del nuevo censo en diciembre pasado y asegurar que fueron localizadas 16 mil personas en su gobierno, lo cierto es que omitió datos clave sobre la metodología utilizada y hubo contradicciones.


Dijo en aquella ocasión que incluso su administración notificó que había 12,377 personas desaparecidas de manera oficial según su nuevo censo y no 111,000, aunque ese mismo mes, tras la controversia, la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) rectificó que aún están buscando a 92 mil personas desaparecidas.
A lo anterior se suma la postura de la organización civil ¿A dónde van los desaparecidos? Que dejo en claro que encontró desde registros incompletos o erróneos en la versión pública especial del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas,( RNPDNO) hasta operadores telefónicos sin capacitación en derechos humanos, junto con la búsqueda de familiares de víctimas de casos emblemáticos como Ayotzinapa y Cadereyta, en donde, el Gobierno federal acumula deficiencias en su nueva estrategia.


“Registros duplicados, apellidos mal escritos, información insuficiente o búsquedas que únicamente se completan al poner el nombre solo en mayúsculas o minúsculas. La “Versión pública especial para consulta” del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO) puesta en línea por el Gobierno federal como parte de la Estrategia Nacional de Búsqueda Generalizada de Personas Desaparecidas es una muestra más de las deficiencias del “nuevo censo” del presidente Andrés Manuel López Obrador”.


Además, señala que el gobierno solo realizo, mediante una “búsqueda masiva casa por casa” y “llamadas telefónicas” y consiguió localizar a 16,681 personas, el 15% de las 110,964 desapariciones registradas hasta el pasado agosto, pero actualmente, son más de 113,000 personas desaparecidas.
Y su metodología desarrollada por la Ciudad de México, que consistió en comparar el RNPDNO con bases de datos administrativas (programas sociales, vacunación por covid, Registro Nacional de Población, IMSS), es realmente insostenible y deficiente, pero el presidente López Obrador no quiso recibir la pala, para hacerse responsable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!