Lun. May 20th, 2024

Los tres principales candidatos morenistas (Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Adán Augusto) abarrotaron plazas públicas y auditorios con decenas de miles de simpatizantes –y acarreados– y se declararon favoritos, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador, según, llamó a votar por el proyecto.


En el escenario político-electoral adelantado, esta el coqueteo a Movimiento Ciudadano por parte del propio presidente de México y de la aspirante panista por el Frente Amplio Xóchitl Gálvez que defendió a la dirigencia nacional de MC al asegurar que “yo no -lo- veo prestándose a un juego” con el presidente “más bien yo creo que MC sólo se está tomando su tiempo”, sí claro, para ver qué partido lo fortalece para continuar viviendo del presupuesto.


A la guerra electoral se suma el hijo del presidente José Ramón López Beltrán, que carga acusaciones de corrupción y que por esa lógica se lanzó de nuevo contra la aspirante a candidata presidencial de oposición, Xóchitl Gálvez; primero le dijo que «lo que no tiene esa señora es decencia», luego de que Gálvez dijera que no tenía saldo en su celular y ahora que se encuentra preocupado por ciertas acciones que «en mi opinión, ponen en cuestión su conducta».


Lo anterior porque según él, argumento que ha hecho un uso intensivo de sus cuentas automatizadas en redes sociales en su contra y que no entiende que el panorama político está cambiando y que “los mexicanos estamos cada vez más informados y menos tolerantes hacia -dijo- la corrupción, injusticias y privilegios” y que mejor reconsiderará su participación en la vida política del país, de ese tamaño la amenaza que siente el hijo del presidente si Xóchitl Gálvez ganará.


La realidad de caso es que, de acuerdo con la última encuesta de El Financiero en un escenario hipotético donde Claudia Sheinbaum se convierta en la abanderada de Morena y Samuel García en el candidato de Movimiento Ciudadano, Gálvez llega a obtener el 37% de las preferencias frente al 46% de la exjefa de Gobierno y el 8% del partido naranja, cuya brecha en otras encuestas serías, es menor.


Pero, el panorama puede brillar aún más para Gálvez, en caso de lograr que Movimiento Ciudadano y el FAM se alíen para competir contra Morena en las elecciones del próximo año, dónde la senadora sumaría la intención de voto del partido naranja y quedaría apenas un punto por debajo de Sheinbaum.


Lo delicado del caso es que desde ahora en la precampaña que realizó Sheinbaum en los dos últimos meses y medio tuvo en la oscuridad toda esa operación de Estado para fortalecer, impulsar y cuidar a la candidata de López Obrador, pero se advierte que la potencia de la maquinaria legal e ilegal en manos del presidente se incrementará en el capricho de dejar a una mujer en el cargo que retome su narrativa porque será el legado de su transcendencia, por eso llamó al pueblo a votar por su proyecto y que la población se tiene que decidir por votar por tres cosas: El candidato o candidata; el partido; y el proyecto. Esto apenas comienza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!