Vie. Jul 19th, 2024

FOTOGRAFIA: REDACCION RI.

Mientras el alcalde de Monterrey por Movimiento Ciudadano, Luis Donaldo Colosio Riojas, pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador el indulto para Mario Aburto, asesino confeso de su padre, Luis Donaldo Colosio Murrieta, a 29 años de su muerte que “permita que tanto mi familia como México sanemos”, la Fiscalía General de la República (FGR) insiste en el caso y afirmó que existió un segundo tirador en el homicidio del candidato presidencial.


El tema se centra, luego que el juez Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales Jesús Alberto Chávez Hernández negó, hace 20 días, girar la orden aprehensión a Jesús Alberto Chávez Hernández, actuando con evidente parcialidad y quebrantando los principios obligatorios de valoración y análisis de pruebas presentadas, que implican a Jorge Antonio Sánchez, agente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN).


Lo curioso es que la FGR señala que el agente fue asignado a cubrir al entonces candidato presidencial, posteriormente lo liberaron en un encubrimiento delictivo en el que estuvo vinculado Genaro García Luna, quien era Subdirector Operativo en el CISEN y quien lo rescató en Tijuana y que sus pruebas son contundentes de su presencia en el lugar del homicidio, en el mismo momento del crimen, cuando hubo una diferencia de segundos entre ambos disparos.


Por eso, ahora, la FGR irá al procedimiento de apelación para culpar al CISEN y a la Secretaría de Gobernación, bajo el argumento de que mandó al acusado para que estuviera en el lugar de los hechos, para después encubrirlo y sacarlo de Tijuana de manera urgente y subrepticia y que el Poder Judicial Federal actuará con estricto apego a derecho, en consideración de la trascendencia de un delito de tan alta gravedad, como el que se cometió en contra de la vida del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio.


Solo que su hijo contradice la postura de la FGR y apela a la compasión del Presidente, “yo diría que mejor indulte a Mario Aburto, que lo indulte, que ponga un carpetazo final a este asunto, que permita que tanto mi familia como México sanemos, que iniciemos una camino hacia la reconciliación a través del perdón, pero sobre todo, a través del respeto a dejar esto en manos de otra justicia porque la justicia mexicana quedó a deber en su momento y hoy lo que queremos es vuelta a la página”.


EL CONTEXTO ELECTORAL
En la trama político-electoral, habrá que recordar que, el periodista Raymundo Riva Palacio advirtió en su columna del 19 de septiembre de 2023 nombrada ‘La sorpresa de Octubre’ que el presidente Andrés Manuel López Obrador tenía en su planes el asesinato de Luis Donaldo Colosio en su “estrategia de responsabilizar al pasado de todos los males nacionales -y- pretendía aniquilar al sistema político, o al viejo régimen, como le gusta llamarlo” y que su fase final de este proceso estaba prevista para iniciar en octubre, cuando se esperaba la sentencia de Genaro García Luna e involucrarlo en el asesinato de Colosio, como se está viendo ahora.


Incluso advirtió que los nuevos actores a perseguir eran el expresidente Carlos Salinas, José Córdoba Montoya, que fue el jefe de Oficina de la Presidencia, y el Cisen –hoy Centro Nacional de Inteligencia–, que dirigía Jorge Tello Peón, “a quienes quieren acusar de tortura y violación al debido proceso” que será el argumento para que la FGR apele y que “fue uno de los temas que desde los primeros meses en su cargo como fiscal general, Alejandro Gertz Manero le presentó al Presidente para ajustar cuentas políticas con el pasado”.


El presidente respondió al columnista el 20 de septiembre señalando que “es una falta de respeto a la gente”. “Es una volada” ahora se ve que lo cierto es que la carpeta de investigación si existía y “No es volada Presidente”, como le señaló al mandatario Raymundo Riva Palacio en su entrega del 21 de septiembre.


Señala que “la fijación del caso Colosio como uno de los juicios contra las cabezas en los gobiernos anteriores fue planteada por Gertz Manero desde octubre de 2019, cuando ordenó al Ministerio Público reabrir la averiguación previa para el “perfeccionamiento de aquellas diligencias que permitieran la continuidad de su integración” y precisa que, casi un año y medio después, el caso Colosio fue reabierto oficialmente a petición de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, para que fuera revisado.
Ahora, esta tomando forma, precisamente, como lo señaló el columnista de El Financiero, esa acusación en el caso Colosio y en los momentos en que están a punto de arrancar las campañas, es decir, una estrategia más con corte electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!