Mar. Jun 25th, 2024

Fue para «mantener la unidad y que no haya divisiones», fue para dejarles en claro que que no va a «inclinar la balanza» a favor de nadie rumbo al 2024, pero dicen que no fue, para pedir la renuncia de sus corcholatas, para eso fue el encuentro que tuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador con los aspirantes de su partido Morena, además de felicitar a Delfina Gómez que ganó la elección en el Estado de México.
«Los invité a cenar, pagamos todos, después de las ocho de la noche en un café restaurante de la librería Porrúa, nos reunimos para felicitar a la maestra Delfina entre todos, estábamos muy contentos con ella presente y nos reunimos para mantener la unidad, que no haya divisiones, vamos muy bien, estamos bien y de buenas, ya no puedo hablar más sobre el tema», refirió el presidente.
Entre los dichos, se filtro por la mañana que López Obrador parecía haberle dado el espaldarazo al canciller Marcelo Ebrard que habría pedido a quienes aspiran a la candidatura presidencial de Morena que se separen de sus cargos públicos, esto como requisito para participar en la encuesta del partido, de acuerdo por fuentes consultadas por El País.
No obstante, el dirigente del Movimiento Mario Delgado dijo que no es cierto, que, en todo caso, «hay quienes consideran que debería haber renuncias; hay quienes consideran que no debería haber renuncias. Vamos a esperar a que el Consejo decida en qué condiciones, si en el caso de haber renuncias, a partir de qué fecha serían», aclaró.
Lo cierto es que los tiempos están definidos para conocer la manera y la forma en que se llevará a cabo el plebiscito interno porque ya que se acordó que el domingo 11 de junio de 2023 se definirá la metodología de la encuesta que arrojará quién será la o el próximo candidato de Morena a la presidencia de México.
Pero entre las inconsistencias Mario Delgado dijo está en comunicación con los seis principales que han levantado la mano, para representar a Morena en los comicios de 2024 como lo son: la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; el canciller Marcelo Ebrard; el secretario de Gobernación, Adán Augusto; el senador, Ricardo Monreal y el senador del Verde, Manuel Velasco.
Lo curioso del caso es que ya se sabe que el presidente quiere levantar la mano de la ‘corcholata’ ganadora, en septiembre, pero parece que la alianza opositora no tiene prisa, como si fuera por arriba en las expectativas de triunfo e incluso, parecen que la ambición de los dirigentes de los partidos dejara en segundo plano frente a las organizaciones de la sociedad civil que han manifestados su rechazo al obradorato.
Entonces, como el PAN lleva la voz cantante para las elecciones presidenciales, por ahí se definirá la candidatura, quizás a mediados de noviembre y posiblemente por ahí también, se les escurra el triunfo.
Aunque no todo esta dicho, la clave serán las alianzas por que si vemos los resultados del PREP en el Estado de México y Coahuila los votos obtenidos por Morena en las dos entidades apenan es superior a los de la alianza opositora en donde Morena habría obtenido 3 millones 268 mil votos en el Estado de México y 280 mil en Coahuila, lo que suma 3 millones 548 mil votos. La alianza del PRI-PAN-PRD obtuvo 2 millones 752 mil votos en el Edomex y 742 mil en Coahuila, lo que en conjunto da 3 millones 494 mil votos totales.
Los resultados están por definirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!