Vie. Jul 19th, 2024
Fotografías por Aldo Sánchez
Fotografías por Aldo Sánchez

Luego de que el canciller Marcelo Ebrard ‘alborotara el gallinero’ con su renuncia, el presidente Andrés Manuel López Obrador no le quedo de otra que señalar que, si el Consejo Nacional de Morena lo aprueba este domingo, a partir del próximo lunes 12 de junio tendrán que renunciar a sus cargos públicos las ‘corcholatas’ que aspiran a que la cuarta transformación continué.
Pero entre los dichos, habrá que recordar que el ‘hermano carnal’ Marcelo Ebrard había pedido ‘piso parejo’ en las encuestas para elegir al sucesor del mandatario, que lleva la voz cantante de su sucesor e incluso, solicitó en diversas ocasiones, ser recibido por López Obrador para dejar en claro que “hay encuesta o hay favorita”.
Entre las diferencias que se han soltado, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum aclaró que “disciplinadamente me voy a esperar al domingo (…) y el lunes escucharan mi posicionamiento”. Solo que el presidente del Consejo Nacional de Morena y gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, adelantó que él propondrá la renuncia de los ‘suspirantes’ a la candidatura presidencial.
Aunque entre las contradicciones, al igual, Manuel Velasco, senador del Verde Ecologistas anunció que ya se separó del senado, como el Canciller y Monreal lo harán lo propio el lunes, y como para entrarle de lleno a la lucha interna de ser el elegido, pero su partido, que se ha caracterizado por ser una ‘remora’ ya ha recibido a Marcelo Ebrard al que le dio su respaldo y este miércoles a Claudia Sheinbaum que aseguró que también la respalda el PVEM.
“¡Estoy lista y estoy fuerte para lo que viene, que viva la Cuarta Transformación, que viva el presidente López Obrador!” aseguró al acudir a la Convención Nacional del Partido Verde Ecologista de México en donde estuvo presente el coordinador nacional Arturo Escobar y Vega y el diputado, Jesús Sesma Suárez en donde dijo que los verdes la acompañaran en su odisea por la búsqueda de la candidatura.
Lo cierto es que Ebrard, que decidió irse por la libre no se le ha olvidado que en el 2011 le cedió a Obrador, la oportunidad de volver a competir en la presidencial, pese a que le ganó en lo cualitativo y en atributos a quién le había cedido en 2006, gobernar la capital del país, desde dónde incluso, le habría canalizado recursos para que siguiera vivo, como en los 90’s, cuando su mentor, Manuel Camacho y Ebrard, le daban dinero del presupuesto, para levantar los plantones y mantener su movimiento en Tabasco, pero como siempre, el ahora presidente se encapricho y logró que le cedieran competir otra vez por la presidencia.
Ahora, el aún canciller, sabe que Obrador le abrió la puerta grande para regresar a la palestra política y cobrar la deuda de 2011, con la diferencia de que no quiere seguir la misma ruta de 1993, cuando a su mentor, Camacho, el apagafuegos, -como él ahora con Obrador-, de Salinas de Gortari y su amigo de la universidad, lo traicionó.
Ebrard ya aventó su resto al juego de la sucesión y sus adversarios saben que tiene la experiencia política que no tiene ni Sheinbaum ni Adán Augusto, sobre todo en debates y le temen y quizás el camino para que López Obrador no cumpla de nuevo su palabra, será recordarle que los salvo de presuntos actos de corrupción por la Línea 12 del metro y se los renueve con un nuevo expediente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!