Sáb. Jul 13th, 2024

Fotografia: Redacciòn RI.

• Se le investiga por corrupción y lavado de dinero

“No se trata de persecuciones y mucho menos contra personas que se tienen como enemigos curados del Gobierno” señaló el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Pablo Gómez al aclarar que se investiga al consorcio Latinus no al periodista Carlos Loret de Mola o cualquier otro periodista que preste sus servicios a la empresa.


“No forma parte de una denuncia que ha presentado la UIF desde hace ya varios años por los delitos de corrupción y operaciones con recursos de procedencia ilícita en contra del consorcio Latinus. De las actividades administrativas que lleva a cabo la UIF, ninguna corresponde con el señor Carlos Loret de Mola (…) No aparece ni como accionista, dueño, ejecutivo o gerente del consorcio”, destacó.


Al igual, reitero lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido, que el actual Gobierno respeta y protege la libertad de expresión, incluyendo a todos los periodistas.


“La política de este Gobierno desde un principio fue la de respeto al artículo 7 de la Constitución, a la inviolabilidad de difundir opinión de ideas de cualquier tipo en cualquier medio”, aclaró y arremetió, dijo que la diferencia es que consorcio Latinus se caracteriza por “hacer de la calumnia un negocio”, pero con recursos públicos ilegales.


¿Cómo iniciaron las diferencias?
Todo empezó desde que el sábado 22 de junio, la periodista Peniley Ramírez publicó en su columna en Reforma que la UIF investigaba a Loret de Mola y su esposa además de Víctor Trujillo principales colaboradores en Latinus.


“El 8 de febrero, la UIF envió oficios a todas las casas de bolsa, de cambio, bancos y sociedades financieras. Solicitaban información sobre Loret, su esposa, Berenice Yaber, y Trujillo”, afirmó y que todo provenía de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).


La periodista explicó que, a partir de esta orden, los bancos debían responder a la UIF si tenían cuentas bancarias y los saldos en ellas, además de entregar copias de cualquier contrato de crédito o préstamo, así como transferencias internacionales, en caso de que se hayan realizado.


Este espacio consultó a personal de la CNBV que señaló que un 90% del personal son ‘conservadores’ y están metidos en la Vicepresidencia de Prevención de Lavado de Dinero y tienen contactos en la UIF abajo de Pablo Gómez en donde también hay una red de amigos ‘conservadores’ y esta fue la red que seguramente actuó para filtrar la información.


¿Qué dice la CNBV?
¿La razón? De acuerdo al funcionario consultado es que esa red detesta a AMLO y al Presidente de la CNBV “por la sencilla razón de que por austeridad disminuyeron de sueldo y prestaciones y ya no tienen gastos médicos mayores por ejemplo, entonces se prestaron para filtrar la información y atacar a López Obrador”.


Lo cierto es que Pablo Gómez salió a aclara que la investigación, que vienen realizándose desde mayo de 2021 es contra BCG Limited Consulting y Digital Beacon Programatic S.A. de C.V. por actividades de lavado de dinero y corrupción pues el dinero que recibieron desde 2021 no aparece en los presupuestos de Comunicación Social o de Publicidad del consorcio Latinus, sino en los de medicinas y productos de atención médica.


“Estas dos entidades cobran recursos de entidades públicas, todos sus ingresos vienen de entidades públicas. Esas entidades públicas, a cambio de que se factura a nombre de ellos, reciben productos farmacéuticos y de salud”, abundó Gómez.


La UIF dijo que se analizó al consorcio Latinus, que está conformado por cinco empresas: Latinus Media Group, cuyo dueño es Christian González Guadarrama; Latinus Media Radio; Latinus Media Hub S.A. de C.V; BCG Limited Consulting y Digital Beacon Programatic S.A. de C.V. esta dos últimas son las invetigadas.


En el contexto y en su momento, Carlos Loret de Mola calificó dicha investigación de la UIF como una ‘bajeza’ y ‘cobardía’, declaración que tuvo su respuesta en la ‘mañanera’ de este 3 de julio por López Obrado que señaló que “La generación que desde los años sesenta luchó por las libertades de México no tiene que dar explicaciones a las personas que se dedican a la calumnia y hacen de ella un negocio”. Lo mismo que reitero este miércoles el titular de la UIF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!