Lun. May 20th, 2024

Especialistas en veterinaria del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la UdeG, han señalado que el aumento de la temperatura y las olas de calor no están directamente relacionados con los casos de rabia en mamíferos como perros y gatos.

Gabriela Ramírez Díaz, responsable del Área de Consulta del Hospital Veterinario de Pequeñas Especies del CUCBA, explicó que la percepción de un incremento en los casos de rabia durante los meses calurosos se debe a las campañas de vacunación antirrábica en ese periodo, y no a una influencia directa del calor en la enfermedad viral.

A pesar de su alta tasa de mortalidad, la rabia es una enfermedad prevenible a través de la vacunación de las mascotas, que son los principales transmisores del virus a través de mordeduras. La vacunación es crucial para proteger tanto a los animales como a los humanos, ya que una vez que aparecen los síntomas en los humanos, las posibilidades de sobrevivir son mínimas.

Aunque México fue certificado como libre de rabia por la OMS en 2019, se han registrado casos recientes de la enfermedad en humanos, causados por mordeduras de mascotas o murciélagos. Para combatir la enfermedad, es importante vacunar a perros, gatos y mascotas exóticas, y estar alerta a los síntomas en caso de infección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!