Sáb. Jul 13th, 2024

Fotografia: Redacciòn RI.

La política social no ha dado la cobertura a los hogares con menores ingresos, la inseguridad y el crimen organizado se ha extendido a los largo y ancho del país inhibiendo las inversiones, en migración y justicia la desaparición de fideicomisos para apoyar refugios ha culminado en trágicos episodios y la democracia, pluralismo y división de poderes, se está tratando de extinguir con la cuarta transformación, son los cuatro temas que se tocarán en el último debate.

Sin duda, en la recta final del sexenio del presidente López Obrador es esencial los saldos y los pendientes en materia política, económica, de bienestar social, justicia y seguridad de los mexicanos, temas que no se ha resuelto del todo y de continuar con el segundo piso de la cuarta transformación, no se avizora que se dé respuesta a los pendientes o rezagos que se han acumulado a los que se suma, la ausencia de una ruta para una educación justa, equitativa y de calidad.

Lo anterior se desprende de un análisis de las organizaciones de la sociedad civil México ¿cómo vamos? y México Evalúa, en la que esta última señala que sólo 28 de cada 100 niñas y niños que ingresan al sistema educativo terminarán la universidad; 5 de cada 10 estudiantes no comprenden lo que leen, y casi 7 de cada 10 tienen problemas para resolver desafíos matemáticos, ante lo dramático de la participaron en el Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC) lograron reducir en hasta cuatro puntos porcentuales la cantidad de estudiantes en el nivel insuficiente de aprendizajes en matemáticas.

En este último debate, ahí están los temas, pero todos y cada uno de ellos, tienen señales claras de que, en el esquema de la transformación, no se lograron superar y por el contrario, hay diversas evidencias de que se han agudizaron.

En política social, por ejemplo y de acuerdo con México ¿cómo vamos? en 2022, la cobertura de los programas sociales fue del 34% de los hogares, un incremento de 6 puntos porcentuales respecto a 2018 (último año de la administración del presidente Peña Nieto) y un incremento de 4 puntos porcentuales respecto a 2020 (primera medición de la administración del presidente López Obrador).

No obstante, al profundizar el análisis por nivel de ingresos, se observa una caída muy importante en la cobertura en los hogares de menores ingresos. En 2020 y 2022 se observa que en el 30% de los hogares de menores ingresos (cincuentil 1 al 15) hay una caída muy significativa en la cobertura de los programas sociales respecto a la que se presentaba en 2016 y 2018. Dicho de otra forma, la caída es alrededor de 20 puntos porcentuales en la cobertura en los hogares de menores ingresos entre 2016-2018 y 2020-2022, alarmante.

Como alarmante es que en ocho entidades del país más del 80% de su población se sienta insegura en donde queda claro que el nearshoring no se reflejará en un crecimiento y desarrollo sostenido e incluyente si no se fortalece la seguridad y el Estado de derecho a lo largo de las regiones del país en dónde, Nuevo León, Zacatecas y Colima es alta la percepción de inseguridad y va al alza.

En migración y política exterior, la desaparición de fideicomisos para apoyar refugios y el uso de la Guardia Nacional para detener migrantes, así como la disminución del presupuesto para el Instituto Nacional de Migración, ha culminado en trágicos episodios, como el ocurrido en Ciudad Juárez el pasado 27 de marzo del 2023, donde 40 personas en hacinamiento murieron calcinadas.

A lo anterior se suma que el nivel de remesas recibidas por nuestro país se considera un logro dado que representan una ayuda económica significativa para los hogares del país; no obstante, refleja la gran cantidad de familias que deben migrar por mejores oportunidades laborales, que si bien es cierto que en el primer trimestre de 2024, las remesas acumularon un nuevo máximo histórico, lo relevante para las personas es el poder adquisitivo que ha registrado caídas por factores como la apreciación del peso y la inflación.

En lo que respecta a democracia, pluralismo y división de poderes y para impulsar el progreso social en el país, es imperativo fortalecer su sistema democrático. Esto implica la participación activa de la ciudadanía en los procesos electorales, la consolidación de la confianza en las instituciones mediante su fortalecimiento continuo y la preservación de la división de poderes.

Sin duda, son temas pendientes a los que las y los mexicanos esperan respuesta en donde además están los retos persistentes para la sostenibilidad de inversiones en la generación de energía en nuestro país que dista de alinearse con las metas del Acuerdo de París y las constantes sequías que afectan a más de la mitad del territorio nacional que impide que nuestro país sea atractivo para la construcción de nuevas fábricas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!