Lun. May 27th, 2024

La economía mundial se encuentra en una situación difícil, dijo el lunes el presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, al margen de una reunión del G20 en la ciudad india de Gandhinagar, mientras que el Wall Street el principal regulador Gary Gensler advirtió que la inteligencia artificial puede poner en riesgo la estabilidad financiera.


En primer lugar, hay que resaltar que el año pasado el Banco Mundial redujo su pronóstico de crecimiento global para 2024 a un 2.4% desde un 2.7% previo, citando el ciclo de endurecimiento monetario de los bancos centrales alrededor del mundo. «El hecho es que la economía mundial se encuentra en un lugar difícil», aseguró. «Ha superado lo que todo el mundo pensaba, pero eso no significa que no vaya a haber más retos». «El pronóstico no es igual a destino. Podemos cambiar el destino, eso es lo que debemos pensar ahora», agregó Banga.


En paralelo, se encuentra que el presidente de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, (SEC, por sus siglas en inglés) Gary Gensler señaló que la inteligencia artificial implica que los Gobiernos probablemente tendrán que revisar las regulaciones para mantener la estabilidad financiera mundial.
Advirtió que la inteligencia Artificial puede aumentar la fragilidad financiera, ya que podría promover el movimiento en masa de actores individuales que toman decisiones similares porque reciben la misma señal de un modelo base o un agregador de datos”, dijo este lunes un discurso ante el National Press Club en Washington.


Por lo pronto, los resultados de las empresas siguen surgiendo de manera trimestral y el BoA y MS Bank of America, el segundo banco más grande de EUA informó un aumento del 19% en las ganancias en los últimos tres meses e indicó que las ganancias totalizaron 88 centavos por acción, superando las previsiones.


Las acciones subieron alrededor de un 0.5% antes de la apertura. Por su parte, Morgan Stanley (MS) informó que las ganancias del segundo trimestre cayeron un 13 % con respecto al año anterior, a 2,180 millones de dólares, aunque tanto los ingresos como las ganancias por acción superaron las previsiones de los analistas. Las acciones cayeron un 0.4% antes de la de apertura.


En esa misma nación estadounidense, la producción industrial cayó de nuevo, mientras la manufactura siguió mostrando un comportamiento débil. De acuerdo con la Reserva Federal, la PI retrocedió -0.54% mensual en junio (-0.46% en mayo), mayor a las expectativas de -0.2% y registrando su peor cifra en lo que va del año.

El resultado se explica por la caída de -2.6% en las utilidades, particularmente de la energía eléctrica (-3.2%); las utilidades son un componente volátil y dependen principalmente del clima, por lo que mayores temperaturas en julio podrían generar otro rebote.

Similarmente, tanto la minería como la manufactura disminuyeron -0.2% y -0.3%, respectivamente, desde -1.4% y -0.2% en mayo, sin embargo, el resultado de las manufacturas presenta cierta heterogeneidad, por un lado, destaca la fuerte caída de -3.0% en los vehículos de motor y autopartes, en contraste, tanto la industria de productos electrónicos/computacionales como la de productos aeroespaciales y equipo de transporte que aumentaron en 1.3% y 1.6%, respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!