Mié. Jun 19th, 2024
Fotografía: Redacción RI.

Cuando todo parecía que ya se estaba revirtiendo la tendencia de los precios resulta que, por tercer mes al hilo, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mantuvo su tendencia alcista generada por los precios agrícolas en donde los alimentos aumentaron 7.40% anual en enero de 2024, variación mayor al mes anterior (5.94%) y ubicaron la cifra anual en 4.88% para enero.


Por supuesto que lo anterior fue determinante para que, el Banco de México (Banxico) pospusiera su ‘esperado’ recorte y mantener su tasa de interés en 11.25 por ciento, tal como lo esperaba, no obstante, el instituto, sí cambió el tono de su comunicado, al señalar que la Junta de Gobierno “evaluará”, en función de la información disponible, la posibilidad de ajustar la tasa de referencia”.
¿Qué quiere decir esto?
En primer lugar, que era previsible, sobre todo en enero, por la cuesta, un repunte en la inflación, lo que hace ver que, todo está relacionado con presiones internas y, en parte, responden a las apretadas condiciones del mercado laboral pero los analistas de Citibanamex, estiman que las presiones sobre los precios subyacentes seguirán moderándose debido a la desaceleración que pronosticaron para el consumo, por lo que el primer recorte a las tasas de interés podría darse, el 21 de marzo, sin embargo otros analistas como BBVA, afirman que sería hasta abril lo cierto es que una vez que se dé el primer recorte, se ira descendiendo de 11.25% hasta 8.5% al concluir el presente año.


En tanto, la inflación general en el primer mes del año alcanzó 0.89% mensual en dónde quizás estuvo en línea con lo esperado, no así, los precios en general en la que el incremento en la inflación no subyacente alcanzó un 5.24% anual y la inflación subyacente continúa a la baja, llegando a 4.76% anual, desde el 5.09% registrado en diciembre.


Lo lamentable del dato es que diversos alimentos centrales en la dieta de los mexicanos continúan al alza, como por ejemplo la leche, que tuvo un incremento anual de 6.82% y de 0.4% en el último mes, otro de los productos que incidieron de manera determinante en el mes y el año y no ha bajado su precio es el jitomate que tuvo un incremento anual de 63.5% y de 52.1% en el último mes y la cebolla, que tuvo un incremento anual de 145.62% y de 21.2% en el último mes y es el segundo genérico con mayor incidencia mensual en enero.


Cuando hablamos de injerencia en estos dos productos, no podemos decir que la inflación general se debió a ellos, como erróneamente se ha manejado, ya que por ejemplo el jitomate, que fue el que más insidio, aporto 0.476 puntos a la inflación general de 4.88%.


Están otros productos, que igual si inciden de manera más pluviosa y nos referimos al precio de los energéticos, que, en conjunto, también son determinantes y en enero de 2024 por ejemplo, la variación anual en el precio de la electricidad fue de 3.54%, incremento menor al del mes anterior, mientas que la variación anual en el precio de la gasolina magna fue de 2.28%, incremento menor que el mes previo, el precio del gas LP fue de (-)7.59% que es el genérico con menor incidencia anual al contribuir en (-)0.13 puntos a la inflación general anual de 4.88%.


Para poderlo focalizar mejor, los alimentos y bebidas no alcohólicas contribuyeron en 2.1 puntos a la inflación general de 4.88% y estos dos, es la finalidad de consumo individual que más aporta a la inflación desde mayo de 2021, ahora bien, la incidencia de las frutas y verduras se observa en aumento, las cuales contribuyeron en 1.13 puntos a la inflación general de 4.88%.


En lo sucesivo, los analistas ven en el horizonte que el componente de servicios más persistente de lo estimado y un rebote más pronunciado en los precios de los alimentos por posibles efectos de las sequías en el país, la depreciación del peso mexicano, podría elevar aún más la inflación y esto prolongar la baja en las tasas de interés, que se advierte, no será más allá de abril cuando comiencen a bajar, y de acuerdo a los analistas concluirá en 4.3% y la subyacente (que tiene que ver los productos agrícolas) en 4.5% aún cuando Banxico, prevé que cerrará en 3.5%, la realidad es que, la moneda está en el aire para alcanzar el objetivo de 3%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!