Mié. Jul 24th, 2024
Imagen Cortesía

Con motivo del Día Mundial del Vitiligo, que se celebra el próximo martes 25 de junio, se enfatiza la necesidad urgente de visibilizar y normalizar esta condición dermatológica para combatir la discriminación y el acoso que sufren quienes la padecen. Norberto Maldonado, director de la Fundación Kooltivo y activista que vive con vitiligo, destaca la importancia de esforzarse por ver más allá de las diferencias en la piel y construir una sociedad que respete la diversidad.

El vitiligo es una enfermedad autoinmune que afecta a más de 126 millones de personas en el mundo. En México, más de un millón de personas padecen esta condición, convirtiéndola en la tercera causa de consultas dermatológicas. No obstante, Maldonado señala que la cifra podría ser mayor debido al desconocimiento y la falta de diagnósticos en zonas marginadas. Esta enfermedad se caracteriza por la pérdida de pigmentación en la piel, resultante de la destrucción de los melanocitos por el sistema inmune, lo que provoca manchas blancas en diversas partes del cuerpo como párpados, boca, axilas y manos.

Aunque el vitiligo no representa riesgos físicos, su impacto psicológico y social puede ser devastador. Maldonado resalta que “la discriminación hacia las personas con vitiligo se explica por el alto grado de desconocimiento sobre este padecimiento. Es crucial promover un entorno inclusivo que fomente la aceptación y comprensión de esta condición”.

La discriminación es un problema significativo en México, donde 1 de cada 5 mexicanos (23.7%) reporta haberla sufrido, según la Encuesta Nacional Sobre Discriminación (ENADIS) 2023 del INEGI. Estos actos perpetúan la exclusión, la desigualdad y la polarización social. Para combatir estos prejuicios, Maldonado insiste en que la educación y la sensibilización son herramientas esenciales.

Desde joven, Maldonado ha demostrado que el vitiligo no es una limitación. Empresario prominente, conferencista y activista, su labor en la Fundación Kooltivo proporciona apoyo y orientación gratuita a quienes viven con esta condición. “Es fundamental reconocer que cada individuo, independientemente de su apariencia, tiene el potencial de contribuir positivamente a nuestra comunidad”, subraya Maldonado.

El Día Mundial del Vitiligo es una oportunidad para reflexionar sobre la importancia de la inclusión y el respeto a la diversidad. Maldonado concluye con un mensaje de unidad y empatía: “Al unirnos en la aceptación y el respeto mutuo, ayudamos a quienes viven con vitiligo y construimos una sociedad más fuerte, empática y unida”.

La historia y el activismo de Norberto Maldonado son un recordatorio de que la diversidad enriquece a la sociedad. En este Día Mundial del Vitiligo, se hace un llamado a celebrar la diversidad en los colores de piel y a priorizar la inclusión, recordando que cada persona tiene un valor único que aportar a la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!