Mié. Jul 24th, 2024
fotografía; Redacción RI

Fotografia: Redacciòn RI.

La actividad productiva tropezó al arranque del segundo trimestre del año ya que, durante abril, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) cayó 0.6% mensual, tras haber registrado una variación nula el mes previo, sin embargo, en su comparación anual presentó una tasa positiva de 0.9%, pero inferior al rango estimado de (1.0, 3.2).


Con base en los datos presentados por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) el IGAE presentó una disminución en los tres tipos de actividades en los que se observó un retroceso mensual. En las actividades primarias fue de -2.5%; en las secundarias de -0.5% y en la terciarias de -0.6%.
En su comportamiento a tasa anual, en abril de 2024 el IGAE presentó un crecimiento de 0.9% no obstante las actividades primarias presentaron un retroceso, mientras que las secundarias y terciarias avanzaron respecto a abril de 2023. En el primer caso se desvaneció -1.0%, mientras que en la secundaria y terciarias se mantuvo en 0.6% y 1.3% respectivamente.


Evolución de la actividad económica
Si bien es cierto que el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) había anticipado que el IGAE presentaría un retroceso mensual de (-)0.3% abril y un avance de 0.3% en mayo, la realidad es que el IGAE en abril presentó una tasa mensual de (-)0.6%, mostrando un retroceso que superó las expectativas, pero dentro del rango de estimación de (-1.4,0.8).


El IGAE sin ajuste estacional creció 5.4% anual (caída anual de -1.3% en marzo) y el crecimiento de abril se explica por los aumentos en los servicios (5.9% anual) y la Producción Industrial (PI) [5.0% anual, dato ya conocido], ya que el sector agropecuario cayó (-1.3% anual). Durante enero-abril de 2024, el IGAE aumentó 2.5% anual.


Después del impacto de la pandemia en el primer trimestre de 2020, el indicador observó su peor nivel en mayo de 2020. Desde ese punto comenzó un periodo de recuperación, marcado por fluctuaciones en la actividad económica.


En julio de 2022 la actividad económica finalmente superó su nivel prepandemia (enero 2020). Desde entonces, la actividad económica se ha mantenido por arriba de su nivel prepandemia.
En septiembre de 2022 superó su nivel máximo observado antes de la pandemia, que se había registrado en septiembre de 2018.


De junio de 2022 a enero de 2023 se observó un periodo de crecimiento mes tras mes, seguido por caídas mensuales en febrero y marzo de 2023.


De abril a septiembre de 2023 se presentaron avances constantes, alcanzando un nuevo máximo en septiembre de 2023; sin embargo, de octubre de 2023 a enero de 2024 se registraron disminuciones.
En concreto, tras esos cuatro meses consecutivos a la baja, en febrero de 2024 el IGAE mostró un aumento tanto a tasa anual como mensual. No obstante, en marzo de 2024 el índice no mostró avance respecto al mes anterior y en abril se observa una disminución mensual por lo que el IGAE cerró abril de 2024 con 103.95 unidades, cifra inferior al máximo histórico registrado en septiembre de 2023 (104.7 unidades, nueva base 2018).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!